No era para tanto.

En la vida nunca se deja de aprender, quien asegure lo contrario se cierra a toda posibilidad.

Claro que cuesta aceptar que estuvimos equivocados en algo durante muchos años pero si se tiene el valor y la humildad suficiente para reconocerlo, al final nos encontramos dándonos cuenta que no pasaba nada malo al “evidenciarnos” equivocados frente a otros, nadie se muere, nadie se enferma, nadie se burla (bueno, tal vez algunos con una realidad diferente a la tuya lo harán, pero no es responsabilidad tuya); al contrario, te reconoces a ti mismo como alguien que tiene potencial para seguir creciendo y te das cuenta de que no era para tanto.

¿Qué tiene de malo estar equivocado? ¿Qué no todos podemos estarlo en algún momento? ¿No sería peor seguir equivocado para siempre? Cuando alguien acepta que estaba equivocado, ¿qué los demás no lo reconocerán como una persona capaz de seguir mejorando y abierta a todas las posibilidades de aprendizaje?… Yo creo que así es.

Para reconocer mi sabiduría debo antes aceptar mi ignorancia, aceptar que todo tiene un lado luminoso y uno oscuro. Si estoy en paz reconociendo mi ignorancia puedo darme la libertad de equivocarme, como lo hacen TODAS las personas, sin juzgarme, y así doy paso a la sabiduría.

Entonces si te das cuenta que en algo estabas mal ¡acéptalo!… lo que sea que pueda pasar: no es para tanto.

Lucía Victoria.

humildad

Anuncios

Un comentario en “No era para tanto.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s