Gracias, lo tomo y me lo llevo a mi futuro.

Muchas personas piensan que terminar una relación es un fracaso, pero la verdad es que podemos aprender muchas cosas después de algo así. Dejando atrás una relación de más de 12 años… sólo hasta entonces pude darme cuenta de que tal vez sí, todo tenía una razón. Me di cuenta que esos 12 años pasaron así para que yo viera algo que nunca había podido ver y que lo que pasó después de alejarnos también me enseñaba mucho. Me queda claro que el universo siempre nos manda lo que necesitamos para solucionar asuntos que ni siquiera sabíamos que teníamos sin resolver. Puede ser que para esa última relación fue demasiado tarde, pero hay que ver para adelante y sacarle jugo a la situación, para realmente avanzar y no sólo cambiar de compañero (o “víctima” jaja). Es una ley importante, una nueva relación siempre debe ser mejor que la anterior (tú debes ser mejor en esa relación), sino es así, no se está honrando lo que pasó.

Lo mejor que le puedo desear a alguien que formó parte de mi vida en el pasado no es que le vaya bien o que no le pase nada triste o malo. Lo mejor que le puedo desear es que tenga el valor de tomar todo lo que vivió conmigo (lo bueno y lo malo) y que siendo sincero consigo mismo, use lo que le sirva para no seguir cometiendo los mismos errores con alguien más, para que su vida sea cada día mejor, para que de algo sirva lo nuestro…

Y así como es importante darle el lugar en nuestro corazón a nuestras relaciones pasadas, por darte su tiempo (algo tan importante que nunca se recupera) y enseñarte tantas cosas después de todos esos problemas que existieron, también es importante permitir que nuestra pareja haga lo mismo. Incluso nosotros mismos podemos dar su lugar a las ex parejas de nuestra pareja actual, estando conscientes de que la persona con la que estamos ahora no sería la misma sin haber vivido lo que ha vivido; gracias a sus relaciones pasadas ha aprendido lecciones que la han llevado a ser la persona que es en este momento, todo ese sufrimiento que pudo haber antes con sus otras parejas valdrá la pena si ahora él o ella es “su mejor versión” contigo. Si los que estuvieron antes no hubieran abierto un espacio para nosotros, no podríamos haber entrado a su vida.

Lo mejor que, como adulta, puedo decir a mi ex pareja es que asumo mi parte de responsabilidad y que, aunque haya dolido, doy las gracias. Gracias por lo vivido, por tu tiempo, por regalarme la oportunidad de ser madre, por dar todo lo que pudiste, por darle la mitad tuya a nuestro hijo… De verdad deseo que seas feliz.
Gracias por lo aprendido, lo tomo y me lo llevo a mi futuro.

 

Lucía Victoria

12715201_10156502915465398_9168087021423830911_n

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s