Hay que aprender a ser feliz.

Dios/la vida/el universo… quien sea, me ha dado la oportunidad hasta hoy de despertar cada mañana, poder abrir los ojos y ver el cielo, escuchar cantar a los pájaros, ver atardeceres y amaneceres, oler aromas deliciosos, poder bañarme con agua caliente, tener algo que comer en mi casa, tener un trabajo, tener salud, tener un hijo sano, una familia que me da su amor, estar rodeada de gente que me quiere y me apoya, poder reírme hasta llorar, llorar tanto como he querido y hasta que me duela la cabeza, tener una consciencia que me hace disfrutar fácilmente, poder seguir aprendiendo todos los días…

También hay días que me he deprimido, que me he dado de topes al ver mis errores, que me ha dado miedo enfrentar las cosas, que no he querido ni levantarme de la cama…

Pero, ¿por qué habría de poner más atención a las pocas cosas que no resultan como yo quisiera?

La vida es así, no todo va como queremos, pero ese es el chiste, hay que fluir como un río entre las rocas.

Hay que saber ser feliz, lo demás es lo de menos…

sunset

Lucía Victoria.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s