vida

Miércoles 18 de abril

Hace dos días que te fuiste… no esperaba que fuera tan pronto.

No tuve tiempo de despedirme, te vi un día antes pero tu no me viste porque estabas dormida, pienso que si hubiera sabido habría hecho algo diferente ese día… aunque también pienso que no había nada que no te hubiera dicho ya, tal vez sólo quería decírtelo una vez más viéndote a los ojos para confirmar que realmente lo creyeras. Quería decirte otra vez que te merecías todo el amor del mundo porque siempre diste todo el amor que tú tenías. Quería darte las gracias, por la vida que me llegó a través de ti, por tus cuidados, por tu comprensión. Siempre fuiste una luz abuelita. Y así lo confirmaron todas las personas que llenaron ayer la capilla para verte, pues a cada una le diste algo en algún momento.

Hace dos días que te fuiste y la vida sigue siendo buena también ahora… aunque me siento como si avanzara en cámara lenta… pero buena y tranquila… porque cuando viene a mi mente tu recuerdo pienso en tu carita con esa sonrisa amable para todos, en todas esas palabras amorosas que les dijiste a todos, tal como lo hiciste fue perfecto. Siempre pacífica, amable y cariñosa, atenta a quien estuviera a tu alrededor. Estoy en paz, porque siempre que pude te di lo que tu me dabas, como lo aprendí al verte, y porque ahora aunque no estés físicamente, lo que dejaste sigue aquí, igual lleno de amor e invitándonos a que lo sigamos haciendo así.

Siempre fuiste una luz para todos y lo sigues siendo. Sigues aquí con nosotros. ❤

Tu nieta Lucía Victoria.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s