pensamientos, reflexiones, relaciones, vida

Yo también estoy rota.

Yo también estoy rota.

Aunque a veces no lo recuerde o actúe como si no.

La verdad es a que veces siento que no sirvo para ciertas cosas, que no soy tan buena persona, que no voy a poder dejar de repetir lo mismo una y otra vez, que no logro entenderme, que no puedo controlar un miedo estúpido, a veces me caigo mal y a veces siento que ya no puedo más…

Lamento si actuar como si no sintiera lo que siento nos aleja, haciéndote pensar que eres la única persona rota aquí.

Yo también estoy rota.

Y cuando me hablas de tus heridas, de las cosas que no entiendes de ti, de lo que sientes que está mal ahí dentro, me es más fácil admitirlo, yo también soy así… Y nos volvemos iguales, ya no estamos solos.

Podríamos simplemente no hablarlo e ignorarlo, fingir que no hay más que lo que mostramos, como muchos lo hacen; como si al no hablarlo fuera a desaparecer ese universo desordenado que sentimos dentro… y probablemente eso nos haría sentir miserables.

Pero también podríamos tratar, de mirarnos de verdad, de contarnos lo peor y lo mejor. Podemos intentar… aunque no sea fácil

Gracias por tratar de mostrarme tu universo y por hacerme ver que no soy la única.

pensamientos, vida

La vida da muchas vueltas

Hasta mis 29 años hice conciencia de que los dichos populares, refranes y proverbios no son sólo palabras para leer y pensar; la verdad es que nunca les di mucha importancia, creía que sólo eran cosas que le habían ocurrido a algunas personas y de ahí surgían frases, pero ahora las veo como las verdades más grandes del universo… o por lo menos, de mi universo.

 

Para mi es verdad que vemos el mundo como somos. Quien está lleno de negatividad (por que así decide, consciente o inconscientemente, pensar y sentir), eso es lo que los demás le reflejan; a primera vista lo que le resalta fuera de él es lo negativo de los demás y a eso le presta más atención. Quien sabe que existe nuestro lado oscuro pero ha aprendido a verlo y a darle valor también al lado luminoso, puede decidir tomar más en cuenta la luz en sí mismo y en los demás. Para mi es verdad que reconocemos en los demás lo que tenemos dentro.

Que la vida da muchas vueltas, a veces te toca estar en el lugar de la persona que menos pensaste. Algunas veces hablarás y juzgarás a alguien pero otras veces alguien te juzgará a ti. Algún día le ayudarás mucho a alguien (incluso sin darte cuenta) y otras veces alguien te ayudará. Puede ser que un día te sorprendas haciendo lo mismo que esa persona que hace 5 años pensaste que estaba loca o tonta. Tal vez puedas reconocer en algún momento de tu vida que tomaste una decisión que 10 años atrás juzgaste en alguien más. Ser humilde ayuda a ver lo maravilloso que es esto.

Que el universo nos cumple lo que pensamos todos los días. He podido comprobar que ese alguien que está allá arriba te puede conceder a su manera algo que aunque dijeras que no querías, no te cansabas de pensar o decir.

Que tal vez no comprendas cómo alguien puede sufrir tanto por algo hasta que te toca vivir algo parecido a ti.

Que no se puede vivir en el pasado o en el futuro porque se te acaba el presente.

Que los ojos son la ventana del alma. (Sólo míralos bien…)

Que mucha gente si puede cambiar y que habrá también gente que siempre será igual.

Que todo lo que vale la pena vivir, trae consigo también una parte difícil. Y nosotros decidimos qué pesa más para nosotros en la balanza.

Que cuando no dejas salir una emoción probablemente vayas a enfermar.

Que somos tercos al tratar de cambiar lo que piensan los demás para que piensen como nosotros queremos.

Que nosotros elegimos todos los días de qué alimentamos nuestro cuerpo, nuestra mente y nuestra alma.

Que nada se compara a estar en paz con papá y mamá.

Que si no renuncias a algo y te das el tiempo suficiente puedes disfrutar del aprendizaje que viene al final de la crisis. Que a veces valdrá la pena quedarse y otras veces será mejor irse, pero siempre verás con el tiempo las consecuencias.

Que para ser grande, primero tienes que aprender a ser pequeño. En muchos sentidos…

Que la locura a veces no está tan mal después de todo.

Que es mejor ocuparnos de entendernos a nosotros mismos antes de tratar de hacer que los demás nos comprendan.

Definitivamente la vida da muchas vueltas… y por ahora trato de aprovechar cada una. Si no, ¿cuál sería el chiste?

Lucía Victoria.

te-deseo-tiempo

vida

Él

14859918_10157577246730398_5458605136938774459_o

Ser su mamá es lo más  difícil que me ha pasado en la vida. Primero fue lo que más temía, sentir que no podría decirle a nadie por el miedo a lo que vendría después, estar ese día en el quirófano con esa luz que no me dejaba ver nada, no saber qué le iban a hacer a mi cuerpo para que él saliera de ahí; tener un hijo a los 16 años era algo que nunca hubiera planeado, tener que cuidarlo, bañarlo, darle de comer y hacer todo yo sola se veía como algo tan peligroso a pesar de que había gente que me pudiera ayudar. Fue lo más cansado que me haya pasado, desvelarme por ver si dormido aún respiraba, ver si necesitaba algo todo el tiempo, cuando iba creciendo seguirlo por toda la casa para que no fuera a lastimarse con algo. Fue lo más desconcertante que me haya pasado, empezar a repartir mis horas del día, una parte para estudiar y seguir siendo una adolescente y otra para darle lo mejor que podía. Fue lo más asombroso que me haya pasado, cómo una personita que antes no estaba ahora estaba ahí y había salido de mi cuerpo. Fue lo más amoroso que me haya pasado, nunca había sentido tanto amor por una sola persona, es como si en todo mi cuerpo no cupiera tanto… darme cuenta que era afortunada de tener a personas que me ayudaron a cuidarlo, me enseñaron como hacer todo, me acompañaron todo el tiempo. Hasta hoy, ser su mamá es lo más difícil que me ha pasado, el no poder protegerlo de todo y de todos, incluso no poder protegerlo de mi misma con todos mis errores; querer que siempre sea feliz es imposible y muchas veces dejar que la vida siga su curso y dejarlo aprender algunas cosas aunque le causen tristeza, duele en el alma.

Él es lo más difícil que me ha pasado, pero también es lo mejor que pudo haberme pasado. Es el que me enseña algo todos los días, el que me hace ver que mi amor es aún más grande que cualquier situación difícil, la razón más importante por la que no dejo de querer ser mejor persona, lo más bonito que he tenido en mi vida. ❤

Lucía Victoria.

pasiones, pensamientos, reflexiones

Disfruta LO QUE HAY

¿La música que había en la fiesta no era lo que esperabas? Disfruta que vas a escuchar algo diferente por primera vez, aprende a bailar ese tipo de música o ponte a platicar con alguien que acabas de conocer, yo que sé… como sea, la música no la van a cambiar por ti. Te quedas quejándote de eso, te vas de ahí o te quedas y aprovechas todo, tú decides cómo la vas a pasar.

¿Tenías planeado ir a algún lugar y tuviste que ir a otro? No te va a pasar nada por que las cosas no salieron como querías, tal vez debías estar en donde estás para aprender a apreciar otro tipo de cosas.

¿Tus amigos no pudieron ir a última hora y ya estás en ese lugar donde quedaron de verse? No necesariamente tienes que irte a tu casa molesto, puedes aprovechar tu tiempo y hacer lo que quieras.

¿Te tocó ir en el viaje al lado de una mujer 40 años mayor que tú o un hombre al que nunca hubieras pensado dirigirle la palabra? Si platicas con alguien desconocido puedes aprovechar mucho la experiencia, nunca sabes con las historias que te vas a topar.

La vida está en constante cambio, es común que las cosas no salgan tal como quisiéramos, y también es normal que a veces sintamos frustración… ¡pero es que hay personas que exageran! Teniendo muchísimas opciones eligen la de vivir quejándose o evitando las cosas «que no les gustan», se quedan sentados viendo cómo se les va la vida, esperando que las cosas cambien. No digo que tengamos que hacer siempre cosas que no nos gustan, sólo creo que muchas veces podemos aprovechar lo que tenemos en frente en ese preciso momento. La vida es eso, fluir, estar en movimiento. Van a pasarnos cosas que queríamos y también van a pasarnos cosas que no queríamos, entonces ¿por qué no aprovecharlas todas al máximo?

Si vas a bailar, baila como te de la gana; si vas a sufrir, ¿quién te lo va a impedir?; si vas a fastidiarte de algo, fastídiate y sigue ahí o decide hacer otra cosa; si vas a estar en un lugar en cierto momento, ¡disfrútalo! Experiméntalo con todo tu ser.
.
No estás en el pasado, no estás en el futuro, no puedes cambiar muchas cosas que no dependen de ti. No pierdas tanto tiempo en pensarlo.
Estás aquí, ahora y con lo que tienes enfrente: Disfruta lo que vives HOY.
Lucía Victoria.
picsart_08-28-04-40-00
pensamientos, vida

¿Y si todos nos volvemos locos?

y-en-mi-locura-encontre-mi-libertad

Estoy empezando a creer que la locura es una de las mejores cosas que podemos practicar.

Que los que creemos locos son realmente los únicos que no están tan locos.

Que si ni una sola persona te ha etiquetado de LOCO, tal vez resultas ser sólo uno más del rebaño haciendo lo que se supone que debes hacer.

Después de todo, sin algo de locura no podríamos arriesgarnos, aventarnos a vivir, crear recuerdos que nunca se borran. Sin ese algo de locura nos moriríamos de miedo y por miedo a equivocarnos dejaríamos pasar tantas oportunidades de las que después nos arrepentiríamos más.

Estoy empezando a creer que para cambiar al mundo no bastan muchos hombres cuerdos, sino alguien que tenga un poco de locura y valentía para hacer las cosas diferentes. Que un poco de locura es lo que nos ayuda a pasar por lo que tengamos que pasar en ésta vida sin perder ese toque de positivismo que nos permite divertirnos en el proceso. Estoy empezando a entender que vivir con esa locura es la decisión más sabia que podemos tomar para ser felices.

Lucía Victoria.