pensamientos, reflexiones

Lo lamento.

Si hace tiempo hice algo que te hizo daño… si algo que hice o no hice te hizo a ti sentir agredida(o), humillada(o), desvalorizada(o), ridiculizada(o)… hoy te digo que realmente lo siento.

Puede ser que sin haber tenido intención te hiciera daño, entiendo que pude no haber hecho las cosas de la mejor manera, que en ese momento no sabía algunas cosas que ahora sé, que no tenía las mismas herramientas que tengo ahora y que no había visto algunas cosas que ahora puedo ver, y entiendo que ese no era tu problema en ese momento; era mío. Hoy tomo responsabilidad por lo que hice, por lo que no supe hacer diferente. Me hago responsable de las consecuencias que eso trajo a mi vida y a la tuya. De la culpa que eso me trajo me hago cargo; de lo que viví después de hacerlo me hago cargo. Entiendo que tú tampoco reaccionaste de la mejor manera en algún momento pues te sentías agredida(o). Te dejo la responsabilidad de lo tuyo a ti. No soy la misma persona que en ese momento; tengo otras ideas, otra perspectiva, veo a las personas de otra manera cada vez que aprendo algo de alguien. Hoy te miro diferente y te agradezco lo que me enseñas.

El tiempo me ha permitido ver la vida de otra manera y me ha llevado a desear haber dicho lo siento de otra forma. Por eso, hoy, desde lo más profundo de mi corazón y con toda mi humildad te digo:
Lo lamento. Estoy aprendiendo a hacerlo diferente.

Lucía Victoria

pensamientos, reflexiones, vida

Demasiado tarde.

Creo que aprender de nuestros errores y pedir perdón es muy importante, y sí, también creo que en tales casos más vale tarde que nunca. Pero también es importante saber que la vida que te rodea no se detiene para esperar a que te des cuenta de las cosas. Y para algunas personas, cuando te das cuenta, ya es demasiado tarde.

Lucía Victoria.

lavidanosedetiene