La vida da muchas vueltas

Entre los 28 y 29 años descubrí que los dichos populares, refranes y proverbios no son sólo palabras para leer y pensar; son las verdades más grandes del universo. O por lo menos, de mi universo.

 

Para mi es verdad que vemos el mundo como somos.

Que reconocemos en los demás lo que tenemos dentro.

Que la vida da muchas vueltas, a veces te toca estar en el lugar de la persona que menos pensaste. Y ser humilde ayuda a ver lo maravilloso que es esto.

Que el universo nos cumple lo que pensamos todos los días. He podido comprobar que ese alguien que está allá arriba te puede conceder a su manera algo que aunque dijeras que no querías, no te cansabas de pensar o decir.

Que tal vez no comprendas cómo alguien puede sufrir tanto por algo hasta que te toca vivir algo parecido a ti.

Que no se puede vivir en el pasado o en el futuro porque se te acaba el presente.

Que los ojos son la ventana del alma.

Que mucha gente si puede cambiar y que habrá también gente que siempre será igual.

Que todo lo que vale la pena vivir, trae consigo también una parte difícil. Y nosotros decidimos qué pesa más para nosotros en la balanza.

Que cuando no dejas salir una emoción probablemente vayas a enfermar.

Que somos tercos al tratar de cambiar lo que piensan los demás para que piensen como nosotros queremos.

Que nosotros elegimos todos los días de qué alimentamos nuestro cuerpo, nuestra mente y nuestra alma.

Que nada se compara a estar en paz con papá y mamá.

Que si no renuncias a algo y te das el tiempo suficiente puedes disfrutar del aprendizaje que viene al final de la crisis. Que a veces valdrá la pena quedarse y otras veces será mejor irse, pero siempre verás con el tiempo las consecuencias.

Que para ser grande, primero tienes que aprender a ser pequeño. En muchos sentidos…

Que la locura a veces no está tan mal después de todo.

Que es mejor ocuparnos de entendernos a nosotros mismos antes de tratar de hacer que los demás nos comprendan.

Definitivamente la vida da muchas vueltas… y ahora trato de aprovechar cada una. Si no, ¿cuál sería el chiste?

Lucía Victoria.

te-deseo-tiempo

Anuncios